El Turismo es ya el primer sector de importancia en la economía panameña.

03 de Junio de 2014 6:34pm
raisa
El Turismo es ya el primer sector de  importancia en la economía panameña.

Jaime Campuzano de nuevo  en  el puesto de presidente  de CAMTUR por otros cuatro años conversó con CND Panamá sobre las prioridades y retos  para el turismo en Panamá en los próximos años.

Campuzano había sido  presidente de la Cámara de Turismo de Panamá  por cuatro años, tiempo donde también asumió la presidencia de  la Federación de las Cámaras de Turismo de Centroamérica. Sin desvincularse jamás  de las organizaciones  que lideran el turismo en Panamá asumió  la  Presidencia  del Consejo Nacional de Turismo y continuó siendo parte de la Junta Directiva de CAMTUR. 

Cuáles son los retos para este nuevo período como presidente de CAMTUR con un  Panamá floreciente en el Turismo.

En este momento la Cámara de Turismo lleva varios proyectos importantes, algunos que vienen de años anteriores y otros  que hemos iniciado. Pudiéramos resaltar  dentro de los nuevos que por primera vez en la historia de Panamá se realizó un debate presidencial exclusivamente  de Turismo y esto fue organizado por la Cámara de Turismo.

Tuvimos entonces el honor de contar con los tres candidatos de mayor opción en su momento durante hora y media en cadena nacional, televisión, radio y demás hablando exclusivamente del tema turismo. De allí  surgieron una serie de compromisos y promesas de los distintos candidatos con las cuales nosotros,  como sector privado del turismo,  estamos muy  a la expectativa para apoyar y que se hagan realidad.

Este fue un proyecto nuevo, iniciativa de CAMTUR y no solo puso  a la Cámara en otro nivel sino que colocó a la industria del turismo en la mente de los panameños,  en un sitial mucho más arriba del  que lo tenían porque allí más de un millón de televidentes  y miles de personas que escribieron posteriormente en  las redes comprendieron la importancia de lo que es hoy el turismo para Panamá y no solo para el país,  sino para la calidad de vida de cada uno de los panameños que de alguna forma  nos beneficiamos con el turismo.

Ahora estamos, adicionales a todos los proyectos, a la expectativa de participar en la transición del nuevo gobierno. Esperamos la designación del nuevo administrador de la Autoridad de Turismo y estamos comenzando a trabajar para que se siga la política de estado que se ha seguido durante las últimas dos décadas en materia de turismo que ha sido uno de los pilares de éxito de lo que tenemos hoy. Cada gobierno no ha venido con su librito sino que cada gobierno, de una u otra forma,  ha respetado esa política de estado y por lo que escuchamos del presidente electo Varela en el debate presidencial de turismo, no solamente viene con esa misma tónica de política de estado sino de impregnar, como lo han hecho también otros gobiernos,  nuevas estrategias y acciones que le den más impulso al turismo. Justamente estamos en reuniones con el sector para evaluar las propuestas que queremos que de una u otra forma se sigan adelante por el gobierno entrante en materia de turismo.

Tenemos otras prioridades en el país. En Panamá pudiéramos dividir el mundo turístico en dos grandes zonas, la ciudad y el resto del país y son tratamientos totalmente distintos. En la ciudad tenemos todo un desarrollo, vemos toda una proliferación de oferta hotelera y turística de muy alta calidad  entonces allí básicamente lo que necesitamos es impulsar mucho más la demanda de visitantes para la ciudad para nivelar el crecimiento tan rápido que ha tenido la oferta con el crecimiento interesante que ha tenido la demanda pero que ahora mismo está en reajuste que esperamos se nivele en los próximos años con acciones concretas que estamos recomendando y que seguramente se implementarán.

El interior es otro tema. Contrario a la ciudad lo que requiere es fomentar mucho más la inversión privada nacional e internacional en turismo de la mano de la inversión en infraestructura que se siga desarrollando por parte del estado en las distintas áreas de desarrollo. Ahora mismo tenemos muchas expectativas con el desarrollo de la costa del Caribe panameña. La marca Caribe no se ha explotado en Panamá y ya se ha comenzado a construir una carretera que conectará la ciudad con esta costa en menos de dos horas y ya hay  anunciados proyectos turísticos muy interesantes en esta costa atlántica en tierra firme. Ahí vislumbramos proyectos muy importantes para los próximos años

Estamos proponiendo también la reevaluación de lo que es todo el Plan Maestro de Turismo y que comencemos a vislumbrar y pensar un poco  cuál es el Panamá Turístico que queremos para los próximos 10 años.  Entonces estamos tomando iniciativas de lo que creemos hay que hacer y trabajar para llegar a ese Panamá Turístico del 2025. Hay acciones de corto y mediano plazo y hay acciones de largo plazo pero que deben estar enmarcadas dentro de ese Plan Estratégico.

Por otro lado la Cámara de Turismo tiene otros proyectos importantes como la feria de Expo Turismo  que en su 5ta versión para este año ya se consolida como una feria muy exitosa, no solo en Panamá sino en la región.  El año pasado participaron como expositores varios países de la región lo que la hace no solamente atractiva a los mayorista para venir a ver los productos de Panamá sino los productos de los países de  alrededor de Panamá y además se espera la presencia de más de 150 mayoristas internacionales para seguir en cada año  creciendo el número de transacciones  y por ende el número de visitantes que se genera tras la feria.

Expo Turismo es y seguirá siendo uno de los proyectos más importantes de la Cámara.

Consideramos  todavía un reto para Panamá la formación del talento humano, especialmente talento humano técnico para la industria del turismo y evitar así  el llamado “canibalismo”  pues todavía tenemos un déficit en la parte técnica del talento.  Luego estamos desarrollando proyectos de la mano de la ATP; del Ministerio de Educación, con  APATEL Q que es otra de las organizaciones de la Cámara de Turismo.

Cuál cree deban ser las prioridades de la ATP en la nueva administración.

Yo pienso que primero continuar trabajando de la mano del sector privado. Los gobiernos son pasajeros y dentro de cinco años vendrá otro gobierno, y no estoy diciendo otro partido político, estoy diciendo otro gobierno. Las que no son pasajeras son las inversiones de  los empresarios. Cuando se construye un hotel,  cuando se instala una aerolínea, se abre un restaurante, pues son inversiones importantes en general y que mañana no se pueden trasladar para ningún otro lado. Lo que nos queda siempre es que la industria se incremente  y siga creciendo. Por eso resalto en primera instancia el trabajo mancomunado, coordinado y  consensuado con el sector privado.

Segundo, obviamente que el gobierno entrante tendrá todo el derecho de evaluar lo que se ha hecho, pero nosotros consideramos como sector privado, que lo que se viene haciendo  es importante seguirlo, continuarlo.  No interrumpir  los proyectos que se vienen ejecutando de parte de, no solo del presente gobierno, son proyectos que vienen de los últimos quinquenios.

Y tercero impregnar dinamismo y una fuerza a los temas que hablaba anteriormente. Poder aumentar la demanda para la ciudad y aumentar la inversión para el interior. Esto conlleva muchos temas, Panamá es un  país en el que se llega por avión,  distintos a otros países de la región,  entonces aumentar la conectividad aérea deberá seguir siendo una prioridad.

El tema de convertir a Panamá y no solamente la ciudad, sino Panamá como el país, en un destino de Congresos y Convenciones hemos creído firmemente en esto y lo hemos demostrado en los años anteriores en donde nos hemos consolidado como un líder en convenciones regionales y estamos seguros que con las nuevas infraestructuras que se están creando, el nuevo Centro de Convenciones, el nuevo Buró de Convenciones para promocionarlo nos podemos consolidar como una potencia a nivel mundial y no solamente a nivel  regional.

El presidente Varela hablaba en el debate de la construcción de Centro de Convenciones en el interior, en Coclé, en Chiriquí y eso nos alegra porque realmente el mundo de las convenciones es un mercado en crecimiento y muy grande y Latinoamérica tiene un porcentaje pequeño de ese mercado y Panamá está captando un mercado importante y ahí tiene una alternativa muy grande que combinado con otros segmentos  para la ciudad, la playa y  ecoturismo podemos crear una oferta turística importante a nivel internacional  pues queremos continuar, fortalecer y aumentar la promoción del  país a nivel internacional.

Los países de la región en general tienen porcentajes y montos muchos más grandes en inversión en promoción internacional que nosotros entonces me parece importante considerar un aumento en la promoción, obviamente muy bien prospectada, muy bien analizada y en qué países. Sabemos que países como Brasil, México, Colombia,  Europa ahora con las conexiones directas resultan interesantes.

El tema de la marca país. Ya tenemos una marca país que estábamos buscando desde hace muchos años. Teníamos una marca turística y ahora tenemos una marca país: “The Way”. Esa marca no es para la ATP, es para el estado, es para el país y queremos que todas las instituciones del estado la utilicen para que nos identifiquen. Que el camino para la inversión, el camino para el turismo, el camino para el turismo, el camino para el comercio, el camino para la cultura, etc. “Ese es Panamá”. Creemos firmemente en no cambiar la marca, ya la hemos cambiado varias veces y hay que consolidarla, no cambiarla.

En formación estamos proponiendo la creación de Escuelas de Turismo Técnicas Públicas. Es decir que sean gratuitas, públicas pero que estén especializadas en Turismo únicamente, tanto en la ciudad como en los pueblos en  desarrollo Coclé, Chiriquí, Colón, ir aumentando poco, fortalecer el INADEH.

Se planeta que el nuevo gobierno pretende crear un Ministerio de Turismo  en lugar de mantener la actual Autoridad de Turismo y por otra parte, el DMO que hasta ahora ha funcionado como entidad estatal pasaría a ser una entidad público privada, es decir pasaría a la empresa privada pero con fondos públicos. Qué piensa sobre esto? Cuáles pueden ser las ventajas, desventajas o riesgos en los dos casos.

El sector privado del turismo hace años atrás, cuando existía el Instituto Panameño de Turismo, el IPAT, solicitó y se creó  con la reforma de la ley una Autoridad de Turismo. Eso le dio,  no solo más autonomía financiera y de ejecución, sino que también le abrió las puertas permanente del Consejo de Gabinete, pues al darle presencia en el Gabinete para tener voz y a nivel internacional rango de ministro, pues logramos lo que la industria necesitaba, una voz en el gobierno y por otro lado un rango de ministro para que se presentara a nivel internacional. Consideramos que como  está, está muy bien, es decir, no consideramos necesario ni prudente crear un Ministerio de Turismo. No creo que eso aporte ahora mismo lo que necesitamos. Todo lo contrario, comenzaría un proceso de burocratización que en estos momentos no veo las ventajas por ningún lado. Le veo más desventajas. Siento que la estructura como está, funciona y funciona bien. Lo que necesitamos es empezar a trabajar rápido, nombrar un administrador de turismo y su equipo, que ojalá gran parte del equipo técnico se quede porque son personas que llevan muchos años y saben lo que se está haciendo allí. Entendemos que el administrador tendrá algún personal de confianza, eso es obvio, pero lo que necesitaos es seguir trabajando.

No creo en un cambio de Autoridad a Ministerio sino  en que la autoridad como está ha demostrado los resultados positivos que tenemos hasta hoy y pienso que se debe conservar esa estructura hacia el futuro y por ende considero que el Ministerio no es lo más adecuado.

En cuanto al DMO esto va  paralelo a  la estrategia que ha delineado  el estado en materia de turismos de convertir a Panamá en un destino de Congresos y Convenciones. Vimos que ATLAPA se quedó chico pues entonces dentro de la estrategia está la construcción del nuevo Centro de Convenciones que estará para finales del próximo año 2015. Pero no es solo la infraestructura física, eso es uno de los pilares, tener esa infraestructura física y tenerla a nivel competitivo, a nivel mundial  como seguro estamos que va a quedar.  Se necesitan desde nuestra perspectiva otros dos pilares, el ente promotor, el que va a vender, el que va a promocionar, el que va a posicionar ese centro de convenciones en el mundo como algo importante para Panamá, en nuestro caso es el DMO; que no es más que un Buró de Convenciones, que en su pasado no funcionó adecuadamente por la falta de recursos y entonces lo que hemos propuesto y en lo que el presente gobierno está de acuerdo y esperamos que el próximo también, es que se le otorguen los recursos para que sea una entidad público privada, en la que con fondos públicos se tenga realmente el  músculo financiero para que se pueda hacer lo que realmente se requiera hacer para una promoción importante a nivel  internacional y con la participación del sector privado en esa junta directiva, tener entonces un ente promotor de congresos, exposiciones, ferias y grandes eventos con personal calificado, profesional, con personal idóneo que pueda hacer un gran trabajo para este y los próximos años.

El tercer pilar  son dos  recomendaciones  que hemos hecho de  parte del sector privado, que obviamente están  todavía en proceso. Uno es que el nuevo centro de convenciones sea concesionado a un experto internacional, eso es algo que nosotros sugerimos para que el estado no sea el que administre y dos que el centro de convenciones ATLAPA no se venda porque consideramos que el tener dos centros de convenciones, uno grande y uno más pequeño, no es un problema, es un beneficio para el país y para la ciudad. Ese centro de convenciones pequeño, en los últimos cuatro años  demostramos que con toda la promoción que se hizo del “ATLAPA GRATIS”  se trajeron ciento de miles de noches y esa estrategia se puede continuar, mejorar y complementaría los grandes congresos que estamos esperando para mediano plazo en el Centro de Convenciones de Amador.

Todo esto es una estrategia que posicionaría en mediano plazo a Panamá como una potencia a nivel latinoamericano y por qué no mundial de Congresos y Convenciones.  

Que el DMO pase  al estatus público privado afectaría en algo  la confianza que han ido ganando los empresarios del turismo para trasmitir la información y que además ha sido parte de la clave del éxito.

Yo creo que el sector privado en ese sentido ha evolucionado, ha madurado y que entendemos es que lo importante  no es que una convención se la gane “x” o  “y”  empresa o “x” o  “y”  hotel. Lo importante es que se la gane el destino, que se la gane Panamá. En  la medida que empecemos a ganar como lo hemos hecho, grandes convenciones,  lo que sube en general es la plaza, la ocupación, la riqueza, la derrama económica que sabemos que va hasta el sector primario de la economía y va al interior también. Lo que nos interesa es pensar como país y lo que queremos es traer muchos congresos, muchas convenciones, muchas reuniones, muchas ferias, muchos grandes eventos porque somos todos los que nos beneficiamos. Si la plaza se llena estamos todos contentos, el problema es si la plaza está vacía.  En eso hemos avanzado bastante y no veo ningún tipo de conflicto ni ninguna complicación.

Mediante la Ley 80, de diciembre del 2012, la ATP penaliza  a las personas que brindan alojamiento a turistas  que visitan el país en períodos inferiores a 45 días. Se dice que no ha  sido tan efectiva la medida. Qué piensa el sector privado y que sugiere.

Así es. En dicha ley se logró incluir a solicitud del sector privado un artículo en la ley en el  que se prohíbe a  los establecimientos que no sean legalmente permitidos como establecimientos de hospedaje público, llámese hoteles, alquileres por menos de 45 días, sujetos a las multas y penalidades que estipula la ley.

Pienso yo que ese primer paso de que por lo menos se creara la ley  fue importante. En la práctica pues se han llevado a cabo algunas acciones entorno a colocar multas a personas, edificios o empresas que siguen haciendo dicha práctica desleal sin embargo el proceso burocrático para que eso se lleve a cabo es muy largo. Entonces si es importante con el nuevo gobierno buscar mecanismos más efectivos para que se impida esta práctica y se pueda cumplir con la ley como está establecida con pena más ágiles y quizás mayores para los que la incumplan.  Ahí tenemos un reto que no es que no se haya hecho lo que pasa  es que se requiere de un mayor esfuerzo para  disminuir y ojalá, eliminar esa práctica.

¿Qué perspectiva hay de que se logre más conectividad aérea dentro del país?

Es indudable que incentivar el turismo interno es importante porque al crear productos atractivos y manejables en presupuesto para los panameños  a su vez lo estamos haciendo para los extranjeros esa demanda en el interior pues poco a poco va generando mucho más desarrollo y mucha más inversión y crecimiento.

En el tema de la línea aérea con la presente administración se hicieron esfuerzos importantes en tornos a paquetes por un lado subsidiados en parte por el estado y por otro lado por la empresa privada con precios especiales.  Esos paquetes en áreas muy puntuales del interior y en fechas muy puntuales, siento yo que pueden ser también uno de los caminos si los podemos ampliar y hacerlos mucho más prolongados en el tiempo. Por otro lado nosotros tenemos que impulsar más la demanda de visitantes al interior. En el momento que exista más demanda pues se puede despertar el interés de otras líneas aéreas que vuelen al interior del país. Copa en su momento expresó algún interés de volar al interior pero eso ya es un tema de oferta y demanda, es cuestión de crear más demanda para que sea tractivo el poder instalar otra línea aérea a nivel interior o que exista tal volumen que se puedan nivelar a los precios que existen para dichos tramos, pero siento que eso es un proceso que poco se va dando.

Algo más a los lectores del CND Panamá.

En el debate quedó plasmado que el Turismo es ya el primer sector e importancia en la economía panameña aportando sostenidamente más del 10% del producto interno bruto. Esa cifra sola no dice nada, lo que sí dice son  los más de 150 mil empleos directos que está generando actualmente la industria del turismo, en su gran mayoría empleos bien remunerados porque como todo el mundo sabe el turismo en la parte del salario tiene algo que no tiene otro sector que es el tema propinas que en general pueden duplicar incluso el salario del trabajador y eso eleva la calidad de vida de los que están en la industria, de personas que queremos incorporar en el interior del país.

Ya los panameños creemos en el turismo. Vemos en el turismo un futuro y se ha convertido con solo en una prioridad de estado sino en una prioridad de la sociedad civil en general. Yo invito y exhorto a continuar ese camino de seguir formando profesionales, de seguir creando microempresarios, de seguir haciendo inversiones en el interior, especialmente con la seguridad de que con el Turismo la calidad de vida de mucho de los panameños, sobre todo en áreas que están apartadas de la ciudad pero grandes atractivos turísticos se van a mejorar, y cada vez serán más las familias que van a vivir con muy buena calidad gracias al sector turismo.

Siento que vamos por el camino correcto y que Panamá es ya una potencia turística a nivel de Centroamérica y que con el trabajo que sigamos haciendo seremos una potencia a nivel, no solo de Centroamérica,  sino de toda la región latinoamericana.

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.