Por las rutas del café en Panamá

06 de Enero de 2014 10:44pm
periodista
Por las rutas del café en Panamá

Panamá tiene hoy la producción de café más reducida de Centroamérica, pero se trata de un producto exclusivo y de reconocido prestigio internacional. El clima templado, los vientos de dos mares y las tierras volcánicas de Boquete, en la provincia de Chiriquí, confieren un carácter único al café nacional, que se ha convertido en una atracción para el turismo.

El cultivo y procesamiento del café es hoy un atractivo turístico en esa región, donde se han creado rutas que incluyen degustaciones y visitas a cafetales.

La temporada de cosecha se inicia en septiembre y finaliza en abril, siendo el punto álgido el mes de enero, cuando se celebra la Feria de las Flores y el Café.

La recolecta es realizada manualmente por los indios Ngöbe-Buglé y por pequeños productores que tienen como principales valores el rigor y la apuesta de la calidad por encima de la cantidad.

Las variedades más típicas son la Arábica Geisha, un café dulce, con cuerpo y de notas cítricas alimonadas y florales, y la Arábica Typica Criollo, variedad con toques cítricos anaranjados que se produce desde hace más de 200 años en la zona.
 
Degustaciones y visitas a cafetales

Para acercarse a la tradición cafetera de esta región panameña, el visitante puede escoger la Ruta del Café de Boquete, que incluye el recorrido por cuatro cafetales.

Como punto de partida del itinerario, Kotowa Coffee proporciona la visita a las plantaciones y la degustación de algunas de las variedades. Se trata de uno de los pocos productores que cuenta con molinos de más de 100 años de antigüedad.
 
La visita guiada a Café Ruiz adentra en los aromas y las características más técnicas del café. Desde 1800, estos productores locales se dedican a las variedades tradicionales de café de sombra (cultivado bajo los árboles) a partir de métodos de cultivo propios que le otorgan un excelente sabor.

Otro de los puntos de interés se sitúa en la Finca Dos jefes, situada a 1.400 metros sobre el nivel del mar en la región de El Salto. En esta granja de café orgánico el cultivo se realiza según el calendario lunar y la recolección es de forma manual.
 
El recorrido por los cafetales culmina en la Finca Lerida, una plantación de café junto al Parque Nacional Volcán Barú, donde es posible adentrarse en el origen y los secretos del manejo y producción de café. La visita puede completarse con el alojamiento en un  hotel boutique y la práctica de avistamiento de aves, entre ellas el quetzal.

Turismo activo en tierras de café

La provincia de Chiriquí es la cuna del café de Panamá y a la vez un destino ecoturístico por la gran diversidad de flora y fauna. Allí concurren el Parque Internacional La Amistad y el Parque Nacional Barú, espacios ideales para la práctica de senderismo y deportes de aventura.
 
El Volcán Barú es el punto más alto del país, con 3.475 metros. Una de las aventuras más excitantes es el ascenso hasta la cima, que puede hacerse a pie o en 4x4. Otras de las actividades que el turista puede realizar en la zona son el canopy y el rafting por las caudalosas aguas de ríos que corren al mar, así como observación de aves en toda el área, especialmente el quetzal y el tucán, aunque existen otras 220 especies de aves endémicas.

CND

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.