Panamá, un nuevo epicentro para el cine iberoamericano

15 de Abril de 2014 8:20pm
raisa
Panamá, un nuevo epicentro para el cine iberoamericano

El documental "Invasión", del panameño Abner Benaim, se consagró como la mejor película de la tercera edición del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá).

Invasión, una exploración sobre los recuerdos que los panameños poseen de la operación militar realizada por Estados Unidos en su país en 1989, se llevó el Premio al Mejor Documental y a la Mejor Película de América Central y El Caribe, otorgados por el público.

Los galardones entregados en este festival son evaluados únicamente por el público, quien "tiene el verdadero poder", señaló la directora general de la reseña, Pituka Ortega Heilbron.

"Nada es más poderoso que la retroalimentación entre el cine y el público, tal como pudimos experimentarlo durante esta semana. Debo agradecerle a los panameños porque ellos son una de las razones por las que los extranjeros se han sentido tan bien en este pequeño gran país que es Panamá", sostuvo Ortega Heilbron.

Por su parte, el director de Invasión dijo, al recibir sus premios, que "lo que ha pasado con la película durante el festival es muy especial. En general, el proceso de creación y filmación es muy solitario y complicado. Pero al ver la reacción positiva de los espectadores uno comprueba que lo que hace vale la pena".

En tanto, el premio a la Mejor Película Iberoamericana de Ficción recayó en el filme español Tres bodas de más, de Javier Ruiz Caldera, una comedia sobre las vicisitudes de una mujer a la que el amor le es esquivo, tal vez porque lo busca en los sitios menos indicados.

Ruiz Caldera ganó este premio por segundo año consecutivo: en 2013 se lo había llevado por otra comedia, Promoción fantasma.

 

"Realmente no lo esperaba: cuando me llamaron de la organización del festival pensé que iban a pedirme que devuelva el premio del año pasado", bromeó el cineasta.

Tras la premiación, el actor español Luis Tosar presentó la película de cierre de la reseña, Una pistola en cada mano, que lo tiene, junto al argentino Ricardo Darín, como uno de sus protagonistas. El film del catalán Cesc Gay es una aparente radiografía de la vida amorosa de ocho hombres. En realidad, el director propone una mirada poco compasiva de los hombres, cuyos roles sociales han cambiado notablemente en el siglo XXI.

"Estoy feliz de estar presentando el filme en este teatro maravilloso, uno de los pocos en el mundo que conserva estas características. Les ruego que lo cuiden", declaró el actor de Los lunes al sol sobre el Teatro Nacional, una joya construida en 1904 con estilo de teatro de opereta italiano.

Sobre Una pistola en cada mano Tosar dijo que se trata de "una mirada muy profunda sobre los hombres y las mujeres de hoy en día y de lo torpes que solemos ser cuando intentamos relacionarnos".

El festival exhibió este año 70 películas, entre ellas, óperas primas centroamericanas e iberoamericanas y dos films panameños en carácter de estreno mundial: el ganador Invasión y Rompiendo la ola, de Annie Canavaggio. Creado en 2012, el IFF Panamá desarrolló este año con éxito la primera edición del Meets, su mercado cinematográfico destinado a fomentar las coproducciones latinoamericanas, creado por la Panama Film Comission, dependiente del Ministerio de Comercio del país.

Las novedades del festival no se detienen: Ortega Heilbron adelantó que la próxima edición del certamen tendrá un espacio de "work in progress" para films de Centroamérica y El Caribe. Se recibirán proyectos que se encuentren en etapa de posproducción o en primer corte.

Mientras el equipo del IFF Panamá prepara su cuarta edición, que tendrá lugar del 9 al 15 de abril de 2015, los panameños celebran su identidad, a sus pequeños héroes de la vida cotidiana y a su memoria.

Tomado de El País

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.