Reinician búsqueda de turistas holandesas en Boquete

13 de Enero de 2015 2:22pm
periodista

Un equipo de rastreo con perros entrenados, dos patólogos y otros dos antropólogos holandeses reiniciaron hoy martes, junto a los servicios de seguridad panameños la búsqueda de más restos de las dos jóvenes holandesas desaparecidas en abril pasado en el oeste de Panamá.

El portavoz de las familias de las desaparecidas, Jerome Van Passel, confirmó ayer a Efe vía telefónica que el sábado llegaron a Panamá los "seis guías con sus seis canes" que, junto a los otros especialistas holandeses, se unirán al equipo panameño del Ministerio Público (Fiscalía), dirigido por la fiscal Betzaida Pitti.

Miembros de la Policía Nacional, de los servicios nacionales de Fronteras (Senafront) y Aeronaval (Senan), y del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) formarán parte de la expedición hacia una espesa zona montañosa de la Cordillera del Talamanca, que Panamá comparte con Costa Rica.

El grupo se adentrará en un área selvática donde anteriormente fueron encontrados algunos restos óseos y varias pertenencias de Lissanne Froon y Kris Kremers, las holandesas de 22 y 21 años, respectivamente, que fueron reportadas como desaparecidas en abril de 2014 y vistas por última vez en la población de Boquete, provincia de Chiriquí.

Van Passel dijo que los familiares de las jóvenes tuvieron una reunión de coordinación antes de entrar hoy al área de búsqueda, de muy difícil acceso, pero que todo depende de las condiciones meteorológicas y que cesen los fuertes vientos que azotan Boquete y cercanías.

Pitti, la fiscal a cargo de las investigaciones, especificó la semana pasada que prevén adentrarse en áreas remotas desde la provincia de Chiriquí a la de Bocas del Toro, y específicamente en el sector de Alto Romero, donde se encontraron restos óseos que pruebas de ADN confirmaron que eran de las desaparecidas.

Las autoridades panameñas prevén extender la nueva búsqueda unos cinco días.

Pitti anunció el pasado 30 de diciembre que la operación se hará a petición de Holanda y de los familiares de las víctimas, y que en ella intervendrá también personal del Instituto de Medicina Legal (IML).

Las jóvenes se adentraron el pasado 1 de abril en el sendero turístico El Pianista, en el distrito de Boquete de la provincia de Chiriquí, que llega hasta Bocas de Toro, y algunos restos óseos fueron hallados entre junio y agosto pasado por indígenas de la zona que colaboraban con las autoridades en el operativo de rescate.

El Ministerio Público mantiene la hipótesis de que las holandesas se adentraron solas en el sendero, en una selva húmeda muy frondosa y con una fauna muy rica, y que hasta ahora no hay ningún indicio de que hayan sido víctimas de un acto criminal.

"Por las pruebas que tengo no se puede hablar de homicidio (...) hoy 30 de diciembre yo les puedo señalar que no es homicidio. Vamos a seguir investigando, por lo tanto, el Ministerio Público va a ir recaudando más pruebas" sobre el caso, añadió.

La familia Kremers ha expresado a través de su abogado en Panamá, Enrique Arrocha, su intención de acudir a la Justicia internacional para demandar al Ministerio Público panameño por la supuesta "falta de interés e incapacidad" para llevar a cabo la investigación de la muerte de Kris.

Arrocha presentó el pasado 31 de octubre una demanda o "incidente de controversia" contra el Ministerio Público panameño por entender que ese organismo no ha desarrollado una investigación profunda y adecuada del caso de Kris Kremers.

Agencia EFE

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.