Central Hotel Panamá, un hotel con historia

15 de Noviembre de 2016 4:28pm
periodista
 Central Hotel Panamá, un hotel con historia

Ciudad de Panamá. Reflejando un ambiente atemporal con un edificio de 130 años de antigüedad bellamente restaurado, el alojamiento en el Central Hotel Panamá ha sido diseñado para rodear a sus huéspedes en un mundo de sofisticación y calidez.

Abrió sus puertas el 19 de octubre del presente año, en el corazón del Casco Antiguo para traerle a sus huéspedes una experiencia de alto nivel en descanso, confort y culinaria. La calidad y el servicio son su carta de presentación.

El hotel cuenta con 135  habitaciones que combinan a la perfección la elegancia histórica con el confort y el estilo contemporáneo. Este lugar inolvidable ofrece habitaciones con vistas a la Plaza de la Independencia, la Iglesia Catedral y las populares calles del Casco Viejo. Además de una piscina al aire libre,  un gimnasio  abierto las 24 horas, un spa y salón de belleza pensando en cada detalle del huésped.Incluye un bar longe una terraza en la azotea

Cuenta con un restaurante llamado 9 Reinas, en el que la experiencia es su carta de presentación se crea a finales del 2010 cuando 5 amigos amantes de la buena carne crean un lugar en el que la calidad y el servicio fueran su razón de ser. Un lugar donde al llegar, te sonrían y te den los buenos días, un lugar donde realmente te atiendan, un lugar donde te reconozcan y agradezcan tu visita. Así nació el primer 9 Reinas, un trozo de Argentina en Barcelona y ahora trasladado al corazón de Panamá que de la mano del Central Hotel ofertan una propuesta culinaria de calidad mundial.  

Algo de HIstoria

El Central Hotel por primera vez fue inaugurado  1874. Con nosotros se hospedaron Theodore Roosevelt y el conde Ferdinand de Lesseps, entre otras personalidades. El Central Hotel  fue el primer hotel de Panamá, siendo el ‘rendezvous’ de todos los pasajeros del continente americano, gozando de justa fama en todo el Hemisferio Oeste que ofrecía servicio de alto estilo europeo y americano a precios razonables. La obra actual ha finalizado y se ha incluido la reestructuración total, manteniendo la fachada y respetando la estructura original.

El Hotel es único por su ubicación, imagen moderna, historia y vínculo institucional.

En 1898, apareció un anuncio en el Directorio de la Ciudad de Panamá que decía: “Hotel Central. parque de la Catedral. El más grande y mejor situado de la ciudad. Acaba de ser totalmente restaurado. Ofrece todo el confort moderno. Luz y campanillas eléctricas en todos los cuartos. Excelente mesa. Vinos exquisitos. Se hacen arreglos especiales con pensionistas”.

A raíz de la bancarrota de la Compañía Universal del Canal Francés, el hotel fue adquirido por la familia Ehrman en 1894. Lo retuvieron hasta 1917, cuando fue adquirido por Julio Canavaggio, quien de inmediato quiso reformar el inmueble para ampliarlo. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto James C. Wright, jefe del Departamento de Arquitectura de la Zona del Canal.

Modificaciones y detalles

Hasta 1918, el hotel constaba de tres plantas. El techo de mansarda fue eliminado para agregarle un nuevo piso. Esta adición permitió aumentar la capacidad de habitaciones disponibles para huéspedes. El establecimiento mantuvo su primacía en la ciudad desde finales del siglo XIX hasta las tres primeras décadas del pasado siglo.

El Hotel Central fue sede de importantes reuniones y acontecimientos públicos que se celebraban en la ciudad capital.  

Las modificaciones y adiciones estuvieron a cargo del arquitecto Wright, que decidió mantener el patio original y la escalera, únicos en todo el barrio del Casco Antiguo.

La planta baja tenía un piso de mármol gris, aunque desvencijado por el tiempo, muestra el esplendor de la 'belle epoque'. En él estaban las oficinas administrativas del hotel, la barbería, una cantina, el comedor y los servicios sanitarios.

La ventilación y el alumbrado eran de primera. De igual forma, su famosa escalera principal, diseñada y construida en Nueva York y posteriormente ensamblada en su actual ubicación, tiene la ventaja de que, a pesar de encontrarse debajo del techo, no formaba parte del edificio, y no estaba expuesta a corrientes de aire que, con frecuencia, convierten las escaleras, en caso de incendio, en trampas de muerte.

El hotel tenía 125 habitaciones, tanto externas como internas, todas con vista al patio.

En 1917, apareció una publicidad en el Libro Azul donde se destacaba que el Central era “el primer hotel de Panamá, siendo el 'rendesvous' de todos los pasajeros del continente americano, gozando de justa fama en todo el hemisferio oeste que ofrecía servicio de alto estilo europeo y americano a precios razonables, y completa garantía de higiene de la cocina”, que era periódicamente inspeccionada por los oficiales de sanidad de la antigua Zona del Canal.

La lujosa cantina estaba surtida de licores y vinos de las marcas más prestigiosas, salón, cocina de primera, un gran comedor ubicado en el patio interior que estaba decorado con palmeras sembradas en grandes macetas, dándole así el nombre de Palm Garden. La decoración la completaban las mesas y sillas bentwood de la época

Las noches eran alegres en el Palm Garden. Tenía una orquesta en vivo que animaba tanto a los huéspedes como a los nacionales, sobre todo después de la "ley seca" en la Zona del Canal

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.